¿Separación o divorcio?


¿Qué diferencia hay?

La separación matrimonial es la situación intermedia entre el matrimonio y el divorcio. Implica el cese legal de la vida en común entre los dos cónyuges, pero no pone fin al matrimonio.

Las consecuencias de la separación entre los cónyuges:

- No tienen ya la obligación de vivir en el domicilio conyugal.

- Se disuelve el régimen económico matrimonial. La separación produce el efecto se la separación de bienes desde la sentencia.

- Debe establecerse una guarda y custodia de los hijos: medidas respecto al cuidado de los hijos, guarda y custodia, régimen de visitas, comunicación y estancia, ejercicio de la patria potestad, gastos de mantenimiento de éstos, la disolución del régimen económico del matrimonio, el uso de la vivienda, etc. (art. 81 y 85 del Código civil).

- Los cónyuges separados no pueden heredar.

- Los cónyuges no pueden contraer un nuevo matrimonio con terceras personas.

- Reversibilidad. Una separación es reversible, un divorcio no. La única manera sería volver a casarse. Mientras las personas del matrimonio estén separadas, tanto legalmente como de manera informal, no podrán volver a contraer matrimonio. Por lo que necesitarán divorciarse.

El divorcio es la disolución del vínculo matrimonial, finalizando la unión conyugal. Tiene más consecuencias legales que la separación.

Las consecuencias del divorcio entre los cónyuges:

- Ambos cónyuges podrán volver a contraer matrimonio (con otras personas o entre sí) al no existir vínculo matrimonial anterior. Implica la extinción del matrimonio. Mientras que la separación matrimonial no implica finalizar el matrimonio, el divorcio sí.

- Disolución del régimen económico matrimonial

- Pérdida del derecho sucesorio de los cónyuges.

- Debe establecerse una guarda y custodia de los hijos: medidas respecto al cuidado de los hijos, guarda y custodia, régimen de visitas, comunicación y estancia, ejercicio de la patria potestad, gastos de mantenimiento de éstos, la disolución del régimen económico del matrimonio, el uso de la vivienda, etc. (art. 81 y 85 del Código civil)

¿Qué ocurre si uno de los dos muere después de la separación o el divorcio?

Tanto el divorcio como la separación legal impiden que el otro cónyuge herede abintestado (si no hay testamento), y que tenga derecho a la legítima.

Pensión de viudedad para divorciados.

En el supuesto de divorcio se requiere que el divorciado sobreviviente:

  1. Sea acreedor de la pensión compensatoria, que se extinguirá a la muerte del causante. Si el importe de la pensión de viudedad es superior al importe de la pensión compensatoria, la cuantía de pensión de viudedad se reducirá hasta alcanzar la de esta última.

  2. No haya contraído nuevo matrimonio.

  3. No haya constituido una pareja de hecho.

Pensión de viudedad para separados judicialmente

En el caso de la separación judicial se requiere que:

  1. El separado sobreviviente sea acreedor de la pensión compensatoria, que se extinguirá a la muerte del causante. Se aplicaría también la misma reducción que hemos visto en el caso de divorcio si la pensión de viudedad fuera superior al a compensatoria.

  2. En el supuesto de reconciliación, esta deberá estar inscrita en el Registro Civil correspondiente.

¿Tienes dudas? ¡Contáctanos!

info@atelierjuridic.com

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

 |

 |

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • LinkedIn - White Circle
  • Google+ - White Circle
  • YouTube - White Circle

© 2020 Atelier Jurídic